Si has seguido este sitio web en alguna ocasión, habrás podido observar ahora un ligero cambio de apariencia, con el nuevo encabezado que ya vengo usando un tiempo en twitter y facebook, y el cambio de dominio y nombre de la página.

He decidido cambiar, por diversos motivos. En primer lugar, para no encorsetarme y poder abordar temas más amplios o de otra índole, que no encajarían estrictamente en la temática anterior. En segundo, por no poder dedicar el tiempo que me gustaría a escribir artículos en profundidad, como era la intención inicial cuando empecé hace ya unos cuatro años (¡qué rápido pasa el tiempo!).

Seguiré escribiendo, no se con qué regularidad, y probablemente incluya otro tipo de contenido distinto al artículo de divulgación, como mi participación en algunas actividades, o noticias de interés alrededor de esos temas que sabes me apasionan.

Gracias por haber estado ahí este tiempo, seguimos en contacto en esta nueva etapa, en oscarpicazo.es